2016

La segunda versión del proyecto se denominó El cuerpo que cuenta, cuerpo en movimiento y narrativa. Durante el primer semestre del año, se realizó un proceso formativo que vinculó la danza contemporánea y la narrativa; ambos componentes sirvieron como pretexto para indagar en la realidad de los jóvenes de Mitú y se convirtieron en una oportunidad de reconocimiento, pero también de cuestionamiento y fortalecimiento de la identidad personal en constante interacción con la identidad colectiva.

El nombre del proyecto hace referencia, por un lado al potencial comunicativo inherente al cuerpo; por el otro pone de relieve cuán importante resulta el cuerpo, materia por medio de la cual existimos, en la construcción de la realidad. Se observan así la relación del cuerpo y el movimiento con la acción narrativa, la manera en que éstas se afectan recíprocamente y sus efectos en los procesos de comunicación

¿Qué es capaz de contar el cuerpo por si mismo? ¿Cómo se relacionan la historia y el cuerpo? ¿De qué manera puedo contar algo con el cuerpo? ¿Cómo es interpretado aquello que cuento? ¿Cómo aquello que cuento influye la realidad? Estas son algunas de las preguntas en torno a las que trabajamos en el transcurso del proceso.

Para esta ocasión los talleristas fueron Ruth Kapelari y Juan Camilo Herrera y la realización audiovisual la desarrolló Elena Catalina Martín Lobera.

Como resultados del proyecto se dieron una puesta en escena que se socializó en Bogotá y un video del proceso en Mitú.

En esta ocasión, el proyecto fue posible gracias al apoyo del Programa Nacional de Concertación Cultural (MinCultura), la alcaldía de Linz en el marco del programa LinzEXPORT y la ENOSIMAR.

En fotos

Afiches